“Las clínicas que han seguido abiertas en la pandemia han mejorado sus ingresos”

Vicentelloret“La pandemia es una tragedia desde el punto de vista humano y ha supuesto una parálisis económica a nivel mundial. Pero, para las clínicas que han continuado abiertas, los efectos han sido y son muy positivos y la mayoría han aumentado sus ingresos”. Así arrancó la charla ‘Consecuencias de la Covid-19 en los centros veterinarios’ David Campos, consultor de Numérica el pasado 24 de septiembre en el salón de actos -con aforo limitado- del Colegio de Valencia (ICOVV). Con todo, como en cualquier situación de crisis, Vampos recomendó “poner el foco en atender a la tesorería, a la caja, para asegurar la liquidez y no prestar ahora tanta atención a la cuenta de resultados, a la rentabilidad”.

 

El experto basó su optimismo en los datos consultados de varios referentes nacionales e internacionales del sector, en los de las clínicas a las que acompañan en su día a día, por la propia actividad compradora mostrada por los grandes grupos corporativos y por la evolución de otros parámetros, como el número creciente de adopciones em protectoras o la lista de espera cada vez mayor de los criadores. “Parece que las restricciones en la movilidad, el mayor tiempo libre para atender a la mascota y el mayor mimo que se empieza a dar a la prevención están beneficiando al sector, que está saliendo bien parado de esta crisis”, explicó Campos.


Con todo -como se titulaba uno de los módulos de los cursos de gestión impartidos por esta consultora para el ICOVV- ‘winter is coming’ (‘el invierno se acerca’ ) y “hay grandes actores que están fijándose mucho en el sector veterinario”, dijo el experto refiriéndose a los grupos que siguen adquiriendo clínicas o a las operaciones de concentración de distribuidoras de medicamentos y laboratorios que se están cerrando también en las últimas fechas. “Eso sólo significa que es un sector rentable pero también que las pequeñas clínicas tendrán que hacer bien los deberes porque llegan otros, muy profesionales, que igual ya los tienen hechos en cuanto a gestión técnica y de negocio”, aclaró el consultor

 

Prioridad
Con todo, ante la incertidumbre reinante, los responsables de Numérica -también participó en la charla Vicente Lloret- insisten en que la prioridad en estos momentos debe de ser “tener una previsión de tesorería para asegurarse el dinero con el que poder hacer frente a esta situación”.,
Y en este punto es crucial no generar deudas y, en su caso, facilitar a los clientes los instrumentos financieros para, por ejemplo, poder aplazar pagos “pero que no dejen de venir”, remarcó. En igualmente el momento de controlar los márgenes del producto y sobre todo de los servicios para no incurrir en ninguna pérdida. Se impone también “fijarnos en nuestro ABC de clientes”, que no es otra cosa que estudiar e identificar a ese grupo que “que acaba por suponer el 80% de la facturación pese a suponer sólo el 35% de los clientes” -señaló Lloret- y a los que es necesario satisfacer de manera preferente.


Controlar el stock -evitando caer en la tentación de compras innecesarias basadas en descuentos, considerar la productividad del personal, evitar o posponer inversiones que no sean estrictamente necesarias, eliminar promciones o regalos que no sean estratégicos en los servicios, renegociar un calendario más viable de pagos a proveedores frente a deudas acumuladas.... son todo medidas que mejorarán el control de caja.

 

Creatividad
Las crisis también generan oportunidades y nuevas necesidades, de ahí que el consultor reseñase que vivimos un momento especialmente oportuno “para ser creativo”. Y acto seguido puso un ejemplo de éxito: la expansión de la telemedicina (pero manteniendo siempre los límites deontología aplicables a este servicio).

 

- Ver vídeo resumen de la charla