Va de sustos... (Art de opinión de Francisco Beltrán Andreu, pte del ICOVV y del CVCV)

editorialwebTodos recordamos aún las últimas alertas sanitarias. Ahora, además, conocemos la originada por la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. Se repite siempre el mismo patrón: se focaliza la atención en la patología, en sus vectores, en los animales que la padecen y en cómo se transmite a los humanos; la administración se arma de estudios para tranquilizar; se activan los protocolos mientras se conciencia sobre las cautelas a adoptar... y con las semanas, ni siquiera meses, todo se deja pasar. Pocos se preguntan por qué se repiten estos episodios, menos aún son los que sacan consecuencias. Ya llegará otro virus, otro molesto y raro insecto, ya llegará el siguiente susto.     
 
   Y mientras tanto la salud pública y la sanidad animal siguen siendo grandes olvidadas. No, pese a algunos esfuerzos concretos y pese a tantos sustos que vinculan animales, insectos y seres humanos, no parece cobrar forma el ansiado concepto del One Health (‘Una salud’). De ahí la importancia de excepciones como la lograda en esta Comunitat con la creación -aún en periodo de adaptación- de la Red de Vigilancia Epizootiológica para enfermedades de mascotas que sean de especial interés y que por ello tengan que ser declaradas por los veterinarios. Es un paso, sin duda, en la correcta dirección porque es evidente que el control de patógenos en animales también acaba por reducir su exposición a las personas. Son zoonosis, un término que los veterinarios bien conocemos, aunque la sociedad no termine de aprovecharlo.
   
  Hablo de la citada red de vigilancia como ejemplo de la sensibilidad que está teniendo Agricultura con las reivindicaciones de nuestro colectivo últimamente. Pero siempre hay excepciones y el borrador de decreto elaborado por este departamento junto con el de Sanitat por el que se regulará la venta de proximidad de productos primarios y agroalimentarios, no invita a pensar que se vaya a continuar en ésa línea. Vaya por delante, como se recoge en el preámbulo propuesto, que una norma como ésta nace con la meta primera de armonizar el interés de agricultores, ganaderos y cazadores por rentabilizar su actividad evitando intermediarios con la necesaria seguridad alimentaria. Pues he de decir que, a priori y a falta de un estudio más amplio, no parece que tal cosa esté garantizada. No lo estará, desde luego, en el tratamiento de la piezas de caza si se ¿habilitan? ‘cazadores formados’ (en qué, por quién, dónde...) para realizar la primera inspección in situ. Lo último que se sabe a este respecto es que biólogos o ingenieros de montes podrían ser quienes impartan tal formación. Pues -con todo el respeto y dado su perfil- tal cosa me hace suponer que antes de impartir las clases a los cazadores, tendrán que recibirlas.
  
 Tampoco se evitarán posibles intoxicaciones si se da cobertura legal a la venta de caracoles igual recién tratados con fitosanitarios, no procedentes de granjas y sí de ‘recolectores’ más o menos ocasionales. Se ponen límites a este tipo de ventas directas, éso sí, pero es evidente que hay un amplio margen para la mejora de este borrador. Más que éso, como llevamos reivindicando desde hace una década, es imperativo regular el control sanitario de la carne de caza. ¿Por qué se empecinan en no hacerlo?
 
   Al cierre de este boletín conocimos la solución dada por el Consell para consolidar fácilmente los puestos de los miles de interinos que habitan nuestra Administración (ver aquí). De consumarse la decisión supondrá la consideración de una doble injusticia: la del interino que llevaba años esperando la convocatoria de una oposición que en estos momentos todavía no se ha producido y la del no interino, que ni siquiera ha podido disfrutar de esa opción, y ahora se le niega toda posibilidad. ¿Dónde están los límites del respeto a la legalidad?.

IMAGEN ORGULLOSOS - pequeo

logoSpot.pequeo

Revistas CVCV y Boletín ICOVV

Vea nuestras últimas publicaciones de forma interactiva desde aquí.

CALENDARIO
loader
reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

pedidos

Haga su pedido desde aquí

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.