El CVCV presenta su propio sistema de receta electrónica para animales de abasto

recetaelectronicaAntes de que el Consejo General (CGCVE) presentase en enero de 2015 los resultados de una prueba piloto realizada para la implantación de la receta electrónica veterinaria ‘Prescrivet’, desde el Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV) se advirtió que el modelo propuesto era “inviable” en la Comunitat. El pasado 30 de mayo, en la sede del Colegio de Valencia (ICOVV) por la mañana y en la del de Castellón (Covetcas) ésa misma tarde, se presentó una alternativa valenciana gratuita y eficaz, diseñada por el colegiado de La Plana, Javier Balado. El sistema que ahora analiza la Dirección General de Farmacia y que tras validarlo en breve pondrá el CVCV a disposición de los veterinarios dedicados a la atención de animales de abasto permitirá como aquel incorporar a las recetas la firma electrónica y además aportará un código QR para evitar falsificaciones. El anuncio se produjo justo después de una charla previa, en la que el consejero técnico de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), Ramiro Casimiro Elena, expuso la regulación y problemática de la ‘Receta y prescripción veterinaria’ en ganadería para acto seguido dedicar un buen tiempo a tratar de resolver las dudas concretas que a este respecto le lanzaron los asistentes.
 
 La jornada en Valencia supuso el estreno en un acto colegial de la nueva presidenta del ICOVV, Inmaculada Ibor, que ése mismo día había tomado posesión de su cargo y que procedió a presentar la charla. Ibor destacó la “garantía de trazabilidad del medicamento” y el “fácil manejo” del nuevo programa diseñado así como la “oportunidad” de disponer de la AEMPS para aclarar cuestiones especialmente sensibles “como los residuos o los plazos de seguridad, más aún ahora cuando los veterinarios tenemos que hacer un esfuerzo extra para cumplir con la necesaria reducción de las resistencias antimicrobianas que la Administración y la sociedad nos está reclamando”.
 
Falta de adaptación
El diseñador de la solución comenzó por matizar que la alternativa de Prescrivet no se adapta a la regulación autonómica valenciana, que exige que todas las recetas veterinarias se expidan incorporando un número de serie y un número de receta asignado por la Dirección General de Farmacia. “Cuando se comenzó a probar pedimos que se adaptase a tales requerimientos pero no lo hicieron y hemos buscado una alternativa igualmente viable”, explicó Balado, que ahora está a la espera de la validación oficial del sistema por parte de Sanitat.
 
    El programa obtendrá recetas, con los requisitos establecidos y la firma digital del veterinario colegiado que prescriba, más la numeración oficial y permitirá obtener un pdf para así facilitar su archivo digital o incluso su envío -sin posibilidad de manipulación o falsificación- por mail. Los colegiados podrán acceder al mismo a través de las webs de sus respectivas corporaciones, que alojarán el sistema en sus servidores. A partir de ahí, la cuestión es tan sencilla (o complicada) como prescribir una receta convencional, del tipo que sea, rellenando los campos necesarios.
 
    En el futuro, según avanzó, el software se modificará para adaptarlo a las necesidades de los programas Pecuarius de las ADS o para poder incluso poder expedir digitalmente certificados veterinarios para la exportación..
 
Formatos demasiado grandes
Antes de tal presentación, el representante de la AEMPS ofreció una completa exposición sobre aspectos regulatorios de la prescripción no siempre del todo bien conocidos por los veterinarios dedicados a la sanidad ganadera. Para empezar, Casimiro Elena reconoció que la  propia agencia no siempre “presta la atención debida a que los formatos de los medicamentos sean los más adecuados para su uso”, lo que complica en sobremanera la exigencia legal de prescribir la “cantidad mínima necesaria”. Y tal cosa, el hecho de igual autorizar formatos demasiado grandes, como reconoció abiertamente, “puede facilitar que se den alargamientos de los tratamientos no autorizados”.
      
Caducidad y sobrantes
El experto destacó igualmente las nuevas posibilidades dadas por el cambio regulatorio consumado en 2010, que amplió de 10 a 30 días la caducidad de la receta y a tres meses para los tratamientos para enfermedades crónicas o tratamientos periódicos. Una extensión que también se aplica en tales casos concretos a la duración máxima del tratamiento, que también puede prolongarse hasta ése mismo trimestre.
 
    Tales cambios permitirían al veterinario autorizar el uso medicamentos sobrantes de una prescripción anterior siempre “que se haya mantenido en su envase original en la explotación, que no esté caducado y se haya conservado
en las condiciones debidas”, matizó el responsable de la AEMPS para acto seguido aclarar que en tal situación “extenderá una nueva receta e indicará ‘No válida para dispensación’”.
 
 Tras profundizar en los diferentes tipos de recetas se abrió un amplio turno de preguntas. Los tiempos de espera, los LMR’s y las dudas sobre la prescripción en cascada centraron muchos de los interrogantes planteados.
 
-Ver Presentación Receta y prescripción veterinaria de la AEMPS

IMAGEN ORGULLOSOS - pequeo

logoSpot.pequeo

Revistas CVCV y Boletín ICOVV

Vea nuestras últimas publicaciones de forma interactiva desde aquí.

CALENDARIO
loader
reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

pedidos

Haga su pedido desde aquí

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.