Información al ciudadano

Legislación aplicable

Vacunación antirrábica, identificación y pasaporte.

 

ORDEN de 1 de junio de 1996, por la que se establece la obligatoriedad de la vacunación antirrábica en la Comunidad Valenciana. DOGV núm. 2776 de 24 de junio de 1996 Descargar PDF.
ORDEN de 25 de septiembre de 1996, de la Consellería de Agricultura y Medio Ambiente por la que se regula el sistema de identificación de los animales de compañía. DOGV núm. 2850 de 17 de octubre de 1996. Descargar PDF.
DECRETO 49/2005, de 4 de marzo, del Consell de la Generalitat por el que se regula el pasaporte para perros, gatos y hurones. DOGV núm. 496. Descargar PDF.

 

Protección de animales de compañía.

 

LEY 12/2009, de 23 de diciembre, de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera, y de Organización de la Generalitat Valenciana. Capítulo V, de la modificación de la Ley 4/94 , de 8 de julio, sobre Protección de los animales de compañía. DOCV núm. 6175. Descargar PDF
DECRETO 83/2007, de 15 de junio, del Consell, de modificación del Decreto 158/1996, de 13 de agosto, del Consell, por el que se desarrolla la Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalitat, sobre Protección de los Animales de Compañía. DOGV núm. 5537 Descargar PDF
DECRETO 158/1996, de 13 de agosto, del Gobierno Valenciano, por el que se desarrolla la Ley de la Generalitat Valenciana 4/94, de 8 de julio sobre Protección de los Animales de Compañía. DOGV núm. 5537 DOGV núm. 2813. Descargar PDF
LEY 4/1994, de 8 de julio, de la Generalitat Valenciana, sobre protección de los animales de compañía. DOGV núm. 2307 de 11 de julio de 1994. Descargar PDF

 

Tenencia de animales potencialmente peligrosos.

 

REAL DECRETO 1570/2007, de 30 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. BOE núm. 297 de 12 de diciembre de 2007. Descargar PDF
REAL DECRETO 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. BOE núm.74 de 27 de marzo de 2002. Descargar PDF
DECRETO 145/2000, de 26 de septiembre, del Gobierno Valenciano, por el que se regula, en la Comunidad Valenciana, la tenencia de animales potencialmente peligrosos. DOGV núm. 3850 de 4 de octubre de 2000. Descargar PDF
LEY 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos. BOE núm. 307 de 24 de diciembre de 1999. Descargar PDF
ORDEN de 8 de febrero de 1999, de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, por la que se establecen controles suplementarios relativos a la tenencia de animales potencialmente peligrosos. DOGV núm. 3432 de 11 de febrero de 1999. Descargar PDF

Seguro animales de compañía

Tener una animal de compañía implica asumir una serie de gastos (alimentación, vacunas, revisiones, etc.) que los propietarios normalmente conocen y deciden aceptar antes de adquirir el animal.

 

Lo que no se puede predecir es si nuestra mascota sufrirá algún percance (accidente, robo, enfermedad grave, pérdida, etc.) que nos suponga tener que realizar unos desembolsos imprevistos que en ocasiones son muy elevados.

 

Es por ello que promovido y avalado por La Organización Colegial Veterinaria Española se ha creado Segurvet, un seguro para paliar el impacto económico de algunos de los incidentes más frecuentes que pueden afectar a nuestra mascota:

 

- Asistencia veterinaria por accidente o enfermedad grave.

 

- Responsabilidad civil.

 

- Indemnización por muerte accidental o robo.

 

- Otros.

 

Para ampliar la información referente a este seguro puedes descargar la siguiente Guía o consultar en la página web www.segurvet.es

Urolitiasis canina

Las piedras o cálculos en el riñón son un patología bien conocida en las personas, de la que la mayoría de la población ha oído hablar. Como podrán imaginar, también se dan en los perros. Esta enfermedad, conocida técnicamente como urolitiasis, consiste en la formación de acumulaciones cristalinas de diversas sustancias en cualquier tramo del sistema urinario.

 

Este se dedica principalmente, a la eliminación de los productos de desecho en forma soluble, es decir disueltos en la orina. Desgraciadamente existen casos frecuentes en los que algunas de estas sustancias son escasamente solubles, les cuesta disolverse, y por ello precipitan formando cristales. El crecimiento o la agregación paulatina de cristales microscópicos, conduce a la formación de estas piedras o cálculos.

 

Podríamos generalizar diciendo que los síntomas típicos de la urolitiasis canina, pasan por dificultades al orinar, presencia de sangre en orina, incontinencia, e incluso la eliminación de piedras de diverso tamaño durante la micción.
Hay varias pruebas encaminadas a confirmar esta patología, así como a conocer de qué tipo de sustancia se trata. Entre ellas tenemos los análisis de orina y de sangre, las radiografías y ecografías, y los análisis de las piedras para conocer su composición exacta.

 

Una vez diagnosticada correctamente esta enfermedad, las medidas a tomar pasan por el tratamiento médico, el quirúrgico, o por una combinación de ambos. En muchas ocasiones se ha planteado la cirugía como la solución ideal, lo que sí ocurre para la extracción de grandes piedras que comprometen la normal salida de orina, o que afectan a las funciones normales del aparato urinario. Pero debemos tener en cuenta que no evita la habitual repetición del problema, si no se aplica un tratamiento complementario, y que no siempre es posible acceder a todas las piedras presentes en las vías urinarias del animal.

 

Por ello tiene gran importancia el tratamiento médico. Este tiene como fin detener el crecimiento y disolver las piedras existentes, lo que se consigue con la administración de ciertos medicamentos, y con la aplicación de dietas específicas, que tiendan a reducir la cantidad de sustancias con capacidad de formar piedras. Téngalo en cuenta si su mascota tiene este problema, pues el seguimiento de esa importante parte del tratamiento, depende de usted.

Vista de gato

La evolución de cada especie a lo largo de los años ha permitido que los individuos que la componen, se doten de recursos suficientes para desenvolverse adecuadamente en su medio.

 

El gato doméstico ha pasado de la dura naturaleza al calor del hogar, del acecho y las carreras tras las presas, a comer "a mesa puesta". Pero a pesar del radical cambio de estilo de vida, el gato sigue manteniendo unos sentidos tremendamente especializados. El más importante para su interacción diaria con el medio externo, sus congéneres y con el ser humano, es el de la vista.

 

Los pequeños cachorros de gato al nacer son sordos y ciegos. Estas deficiencias transitorias se ven cubiertas por un excelente sentido del olfato, que les acompaña desde su mismo nacimiento. Cuando cumplen los diez días de vida, aproximadamente, su deficiencia visual comienza a ser olvidada con la apertura de los ojos. En ese momento los pequeños felinos no son capaces de ver con claridad, y tardarán un tiempo variable en desarrollar su refinado sentido de la vista.

 

Aunque durante mucho tiempo se había pensado que los gatos sólo veían en blanco y negro, se puede asegurar que el gato sí es capaz de identificar los colores, principalmente el azul y el verde. En lo que casi todos los autores están de acuerdo, es en que los felinos no demuestran un gran interés por los colores, y sí por el movimiento de los objetos.

 

Una de las características que hacen que el gato este dotado de una excelente visión, es el tener los ojos en la parte delantera de la cara, al igual que los humanos. Ello le permite disponer de visión binocular. Esta característica les permite calcular de forma casi perfecta las distancias, lo que se evidencia por ejemplo, en la seguridad de sus saltos.

 

En lo que sin lugar a dudas el felino nos supera sobradamente, en más de un 50 por ciento, es en la visión nocturna. Las células fotorreceptoras del ojo que posee el gato, así como su capacidad de abrir su pupila hasta tres veces más que el ser humano, permiten una visión envidiable en la oscuridad.

 

Otra gran ventaja visual del gato, es su capacidad de cerrar la pupila en forma vertical, ante una luz deslumbrante. Con ello consigue que el haz luminoso que penetra en el ojo, pueda ser mínimo. Si a esto le añadimos que realiza un cierre de los párpados, acompañando al cierre vertical de la pupila, podemos decir que el gato posee, uno de los mejores filtros solares para proteger la vista que existen en la naturaleza. El único inconveniente es que en este estado, sus ojos solo son capaces de apreciar imágenes borrosas.

Urgencias

En la convivencia con un animal de compañía, la gran mayoría tiene totalmente asumido el tener que acudir al veterinario al menos una vez al año para poner al día vacunas y desparasitaciones. Lo que no muchos propietarios tienen tan claro es que su relación con un ser vivo puede acarrear un accidente, un problema imprevisto, y una actuación de urgencia.

 

Son muchos los sucesos que pueden llegar a producirse. Múltiples factores suelen unirse para que un desgraciado accidente ocurra. Pero si así es... ¿cómo debemos actuar?.

 

Existen muchos libros, informaciones más o menos técnicas, en las que se nos indican las mejores formas de aplicar un masaje cardiaco al perro, o qué tipo de manejo debemos realizar con un gato, que acaba de caerse por el balcón. Abundantes y fríos datos, pero... ¿saben ustedes, que es lo mejor que pueden proporcionarle a su mascota, en caso de accidente? Muy sencillo. Tranquilidad y un profesional.

 

Esto, que se argumenta de forma tan sencilla, en muchas ocasiones se torna en imposible. No siempre que aparece un problema tenemos cerca una clínica. Por ello, sería imprescindible tener anotados en casa y grabados en el móvil, los teléfonos de nuestro veterinario de confianza, y de la clínica de urgencias más próxima. En caso de encontrarnos de viaje, nos preocuparemos por conseguir similar información.

 

Si tenemos que enfrentarnos a una urgencia, debemos previamente tranquilizarnos, e intentar conseguir lo mismo con nuestro buen amigo. En muchas ocasiones, el dolor que siente el animal hace imposible ayudarle. Una persona herida, colabora más o menos con las indicaciones de los que intentan socorrerle. El perro accidentado, puede llegar a morder a su dueño. Un animal herido "no entiende" lo que le está pasando, y puede colaborar más bien poco.

 

Inmediatamente nos centraremos en el animal, le hablaremos de forma pausada, tranquila, y valoraremos su estado: respira, está consciente, sangra, dónde tiene las heridas, ver si puede tener algo roto, si se mantiene en pie.

 

Si el animal se deja manejar, aplicaremos el sentido común: presionaremos una herida que tiene una gran hemorragia, no moveremos una extremidad que está claramente rota, no probaremos a extraer cuerpos extraños clavados. Hay que intentar paliar lo más grave, con el menor número de actuaciones y movimientos.

 

Como norma general y como resumen debemos intentar mantener al animal tal y como lo encontramos, trasladarlo sin movimientos bruscos, y no intentar "colocar" ni "quitar" nada. Póngase en contacto telefónico inmediato, con su veterinario o con una clínica de urgencias. El profesional les indicará qué deben hacer; él será sus manos, y ustedes sus ojos.

 

¿Cuál es pues, el mejor utensilio para el botiquín de primeros auxilios? Sin lugar a dudas, un teléfono que pueda conectarnos inmediatamente con el profesional.

Subcategorías

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.