Información al ciudadano

Parásitos internos

Muchos animales de compañía pueden estar parasitados. Y muchos de sus propietarios ignoran los riesgos sanitarios que asumen en la convivencia diaria con sus mascotas. Además, el riesgo no sólo es para ellos sino también para todos sus conciudadanos, especialmente niños y personas inmunodeprimidas.

 

Un parásito es un organismo vivo, que desarrolla su actividad vital en otro ser vivo. Los parásitos internos adultos tienen una longitud que varía según la especie, desde el milímetro a varios metros, y poseen ciclos de vida complejos, en los que por lo general, pasan por diferentes formas o etapas.

 

Un dato que nos aproxima a la realidad de este problema, es que hasta el 30% de los perros y gatos pueden estar parasitados, según informe de la Facultad de Veterinaria de Madrid. En el mismo también se advierte que mientras disminuye el quiste hidatídico, están en aumento las enfermedades producidas por protozoos, que son unos organismos microscópicos.

 

Como dato complementario, podemos decir que uno de cada cuatro propietarios de mascotas, no sabe lo que es un parásito interno, y que la mitad de ellos desconoce que puedan ser causantes de enfermedades en las personas.

 

Entre los daños que puede originar un parásito interno al hospedador, podemos citar entre otros los mecánicos, como destrucción de tejidos u obstrucciones, o la sustracción de nutrientes, que puede provocar un retraso en el desarrollo. También pueden causar daños tóxicos y problemas alérgicos.

 

Es importante recordar, que las heces de los animales de compañía son un material altamente contaminante en todas las ciudades, donde los parásitos pueden ser viables durante largos periodos de tiempo. Las zonas donde las personas puedan exponerse al contacto con residuos de estas heces (como arenas de los parques, playas o jardines) se pueden considerar zonas de riesgo. De ahí la importancia que cada cual recoja inmediatamente las de su animal, y de la adopción de medidas por parte de los ayuntamientos en esos lugares. Desgraciadamente en las playas de muchos municipios costeros, dichas medidas o no existen, o no se hacen cumplir.

 

Para el control de los parásitos internos, su veterinario le indicará la pauta antiparasitaria más adecuada para el estilo de vida de su animal. La desparasitación preventiva periódica es la mejor herramienta para evitar los riesgos de padecer estas zoonosis. Nunca deje de hacerla. Evite además que su mascota ingiera carne o vísceras crudas, y extreme los hábitos de higiene.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.