Información al ciudadano

Errores en alimentación

A veces el propietario de un animal de compañía puede llegar a tener ideas erróneas sobre su alimentación. Entre las más frecuentes, está el pensar que las comidas caseras son mejores que las comerciales.

 

Una dieta comercial está específicamente diseñada para cubrir todos los requisitos nutricionales de la especie a la que está destinada. En cambio, en la comida casera para una mascota, el cariño que el propietario pone en su elaboración no mejora ni empeora la calidad final del alimento. Esta depende de otros factores menos sentimentales, como la correcta elección de los ingredientes según la especie animal a alimentar, la calidad de los mismos, o el correcto equilibrio de los nutrientes.

 

Existe otro error de concepto frecuente que hace referencia al número diario de tomas de alimento. Este debe ser el necesario según su edad, actividad y estado. Para no equivocarnos, tendremos presentes las indicaciones que marca el fabricante del alimento en el envase, y nos apoyaremos en los expertos consejos de nuestro veterinario. El número de veces que el animal acudirá al alimento depende de los mismos factores. No es lo mismo la pauta alimenticia de un perro que la de un gato, ni la de un cachorro, que la de un animal de más de siete años. Lo que siempre es más adecuado es repartir el alimento diario en varias tomas; con ello conseguimos un mayor aprovechamiento, y una menor presencia de indeseables problemas, como gastritis o dilataciones.

 

En referencia a los premios y picoteos entre comidas, existe un gran número de propietarios que opina que el uso, e incluso el abuso de estos alimentos, no origina problema alguno. Nada más alejado de la realidad.

 

Si se utilizan de forma adecuada, es decir, sin excesos, no es malo. Pero muchas veces no es así. Los premios y recompensas deberían incorporarse en una proporción máxima del 5 al 10% de la dieta diaria. Si sobrepasamos estos porcentajes, podemos causar importantes problemas a medio-largo plazo en el organismo de nuestro mejor amigo.

 

Finalmente, queremos comentar otra idea equivocada muy extendida. Y es que muchos propietarios creen necesario administrar calcio y vitaminas extras a la alimentación comercial diaria. La realidad nos dice que si un cachorro sano consume alimentos comerciales específicos, no lo necesita.

 

Con esto queremos decir, que debemos olvidarnos del aporte extra de vitaminas y de calcio, eso sí, siempre y cuando nuestro perro coma un producto adecuado a su edad, actividad y estado.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.