Información al ciudadano

Cáncer en animales

El cáncer es una patología que puede tener efectos devastadores sobre la duración y la calidad de vida. Y no solo en las personas, también en nuestros animales de compañía. En los perros, por desgracia, incluso evolucionan más rápido que en los humanos.

 

Los propietarios de mascotas son conscientes de estas circunstancias. Hay estudios que constatan que para la mayoría, esta enfermedad supone el principal problema de mortalidad de sus animales.

 

El cáncer se origina normalmente a partir una serie de cambios o mutaciones genéticas, que ocurren a nivel celular. Hay gran variedad de agentes capaces de provocar estos cambios, como virus, sustancias químicas, o radiaciones.

 

Los efectos de muchos de estos factores se van sumando durante toda la vida, hasta que llega un momento en que se produce el daño. Quizás esa sea la explicación por la que muchos de los cánceres aparecen en animales de mediana edad o de edad avanzada.

 

Aparte de estos agentes causales, también existen factores de riesgo. Entre los más importantes está la edad del animal, pudiendo citar además el sexo, el tamaño, y la raza; algunas de ellas tienen mayor predisposición, como el Bóxer, o el Pastor Alemán.

 

En los perros, los tumores malignos son más frecuentes en la piel, mamas, cavidad oral y huesos. Para sospechar de su existencia, son de interés ciertos signos que nos pueden servir para poder detectarlos. Entre ellos están la aparición de bultos o cicatrices, las úlceras que no cicatrizan, la pérdida de peso y de apetito, o la dificultad al respirar, orinar o defecar.

 

Pero... ¿qué pasa si se confirma la sospecha? El objetivo será lograr la curación, o como mínimo, la remisión del problema. En el peor de los casos, se pretendería mejorar la calidad de vida y aumentar el tiempo de supervivencia. Para todo ello el cáncer en animales habitualmente se trata utilizando cirugía, quimioterapia, o ambas.

 

Como en cualquier patología, la detección precoz de la enfermedad favorece su manejo y curación. Ante el cáncer esto es básico, porque cuanto más se tarde en diagnosticar, peores serán las opciones, o incluso no las habrá. Y en el caso de las mascotas más todavía, por que es muy habitual darnos cuenta cuando el proceso está demasiado avanzado.

 

Por ello se recomienda que todos los años realicemos un chequeo completo de nuestra mascota, y estar pendientes en el día a día, de la posible aparición de esos signos que nos pueden hacer sospechar el problema.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.