Información al ciudadano

Sabiduría popular

Resulta curioso comprobar cómo, aún hoy día, son frecuentes ciertas afirmaciones y creencias equivocadas sobre los animales de compañía. Por lo general, estas particulares demostraciones de sabiduría popular están plenamente desprovistas de rigor científico.

 

En ocasiones, se trata de extravagantes remedios curativos, como afirmar que el moquillo de los perros se cura poniéndoles un collar de esparto con siete nudos o, peor aún, cortando el frenillo de la lengua del pobre animal.

 

Este método, nada recomendable y totalmente ineficaz, surge siglos atrás, cuando se pensaba que la rabia de los perros era provocada por un gusano que tenían debajo de la lengua, y que la enfermedad se curaba al arrancarlo.

 

Con la lógica distorsión del paso del tiempo y de la transmisión oral, esta creencia ha llegado hasta nuestra evolucionada sociedad. Aunque ahora el comentario afirma que este brutal procedimiento cura el moquillo y no la rabia, y ya no se piensa en ningún gusano, simplemente se cree erróneamente que es beneficioso cortar el frenillo, para solucionar el problema.

 

Otra "perla" de nuestra sabiduría popular, es aquella que hace referencia a que el paladar negro de los perros, es indicativo de pedigrí.

 

Aquí nos encontramos ante una de las afirmaciones más disparatadas y divertidas. Resulta que el perro tiene mejor o peor pedigrí, dependiendo de lo más o menos oscuro que tenga el paladar.

 

Un perro tiene pedigrí cuando así lo confirma un certificado que puede obtenerse si los padres del animal también lo tienen. Pero claro, cuando el dueño de un perro mestizo está convencido que tiene mucho pedigrí, por tener el paladar negro como la suela de un zapato, a ver quien le dice lo contrario.

 

Otra de las debilidades de la sabiduría popular, es la que hace referencia a todos aquellos perros que supuestamente proceden del cruce con un lobo. Tener un animal así es algo que se escucha muchas veces, pero,... ¿cuántos lobos don juanes harían falta en España, para que esto fuese cierto?

 

Existen animales que por sus características externas, pueden recordar la fisonomía lobuna. También podrían darse casos aislados, de cruces de estos animales con perros asilvestrados, pero a día de hoy, podemos asegurar que es prácticamente imposible, que ese perro-lobo que dice tener su vecino lo sea.

 

Rizando el rizo, el colmo es cuando alguien te dice su perro es un cruce con lobo, y que además tiene pedigrí, ¿se imaginan por qué?... evidentemente... ese perro tendrá el paladar, muy negro.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.