Información al ciudadano

Abandono de mascotas

Año tras año, en toda Europa se va incrementando el reconocimiento del papel de los animales de compañía para la sociedad. Proliferan sus cuidados, mejora su alimentación, y se consolida su calidad de vida. Y cada vez es más elevada la conciencia de que los humanos somos responsables del bienestar de perros y gatos.

 

Sin embargo, la lacra del abandono de estos animales, sigue siendo una realidad. En España se calcula que en 2003 se abandonaron 87.000 perros y 100.000 gatos.

 

La consecuencia más directa es el sufrimiento de los animales afectados, que suelen acabar sus días muriendo tras vivir en penosas condiciones. Pero existen otras importantes repercusiones: Hay un coste medioambiental, ya que al convertirse los animales que se abandonan en asilvestrados, pueden producir daños en la fauna autóctona, y en las propiedades agrícolas y ganaderas. Hay un coste en accidentes de circulación, provocados por animales abandonados que cruzan las carreteras. Hay un coste sanitario, al poder convertirse estos animales en focos de enfermedad. Y hay un coste económico, al tener la administración que dedicar medios para recogerlos y mantenerlos, fondos que bien podrían dedicarse a otras necesidades sociales si los abandonos desaparecieran.

 

El principal origen de este problema es el nacimiento de animales no deseados fruto de cubriciones fortuitas. Está comprobado que esto no suele ocurrir con los animales comprados, y que casi la totalidad de perros y gatos abandonados, proceden de camadas nacidas por descuido.

 

Mientras en España persiste esta situación, en países como Holanda, Suecia o Alemania, está prácticamente erradicado. Pero, ¿dónde está la diferencia? Pues en la educación sobre la importancia del control de la natalidad animal. Los tabúes sobre la esterilización o castración, permiten que cada año nazcan miles de animales mestizos y no deseados, cuya suerte en un gran número de casos es acabar abandonados. La falta de educación en una propiedad responsable, junto a un amor mal entendido, provocan que muchos propietarios sigan viendo la esterilización como un perjuicio para el animal, al proyectar en él necesidades humanas de procreación.

 

Es importante comentar que además la castración en las hembras, si se hace antes del primer celo, implica un importante beneficio en una patología de elevada incidencia. En ese caso disminuye el riesgo de aparición de tumores mamarios, de forma casi radical. Pero si se hace en la edad adulta, no conseguiremos prevenir en ningún modo la aparición de este tipo de cáncer.

 

Así pues, es necesaria una sensibilización de la sociedad sobre esta problemática, y potenciar la educación de los propietarios de mascotas. No dude, en pedir consejo a su veterinario, ante cualquier duda sobre el control de natalidad animal.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.