Información al ciudadano

Perro deportista

Cada vez más la gente se preocupa por que su perro haga alguna actividad física especial. En la actualidad no es extraño ver a una persona corriendo, acompañada de su mascota. También cada vez existen más y mejores grupos de Agility, deporte de habilidad y destreza, que consiste en que los perros conducidos por una persona vayan superando diversos obstáculos.

 

La capacidad para desarrollar una de estas actividades, un deporte al fin y al cabo, depende de la genética del animal, del tipo de entrenamiento que tenga, y de la alimentación que reciba. Aunque es primordial el deseo e interés del animal por cumplir sus funciones. Si un perro de caza no tiene el más mínimo interés por marcar la pieza, o si un perro pastor no tiene deseos de cuidar el rebaño, su genética, el mejor de los entrenamientos y la más cuidada alimentación, pierden toda su fuerza.

 

Las características genéticas de un perro deben adecuarse lo más posible al tipo de ejercicio que vaya a realizar...es difícil imaginarse a un San Bernardo corriendo detrás de un señuelo de liebre, o a un "Lulú" de Pomerania haciendo presa.

 

Un correcto plan de entrenamiento debe asegurar que la intensidad, duración y frecuencia se correspondan con la capacidad real del animal, así como con el nivel deseado de rendimiento. Ahora bien, sea cual sea el plan de trabajo, el ejercicio debe ser constante. Son muchos los perros deportistas que están mal entrenados, generalmente por tener una actividad estacional; como en el caso de los perros de caza: gran parte del año inactivos y periodos de tiempo concretos con gran actividad.

 

En cuanto a la alimentación, evidentemente por muy adecuada que sea, jamás contrarrestará las deficiencias genéticas o las de un entrenamiento equivocado. Lo que sí nos muestra si es adecuada en el tipo de alimento, en la cantidad recibida y en el método de alimentación, es que el perro de deporte pueda realizar una función acorde a su genética y a su entrenamiento.

 

Cuando tengamos un perro y queramos someterlo a algún tipo de ejercicio regular, debemos tener muy presente que la visita al veterinario, para hacer una valoración de su estado real, es un paso previo fundamental. Y más, si pensamos en un nivel de competición. El profesional deberá contar con información detallada sobre el estilo de vida del animal, su alimentación, si vive dentro o fuera de casa, y del ejercicio que realiza hasta el momento por si mismo o inducido por nosotros.

 

Con esos datos y tras la realización de pruebas analíticas, se podrá valorar acertadamente la adecuación de cada animal al tipo de ejercicio que se le quiere exigir y así practicarlo con mayor garantía.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.