Información al ciudadano

Lenguaje del gato

Desde el origen de su existencia, los felinos han utilizado con gran habilidad todos los recursos de los que les dotó la naturaleza, para intercambiar información. En plena era de la comunicación, un ser tan especial como el gato puede interaccionar con sus congéneres, y con el ser humano, sin necesidad de móviles ni correo electrónico, gracias a que disponen de otros tipos de mecanismos, para el que usan hasta el último rincón de su cuerpo.

 

Para esta comunicación corporal, el gato utiliza una variada combinación de posturas y posicionamientos. Las distintas orientaciones que adoptan las orejas en relación a la cabeza, pueden indicar múltiples cosas: un gato relajado y tranquilo presentará las orejas hacia delante, que es la posición habitual. Si está ante un conflicto, se presentan giradas hacia atrás. Y ante situaciones de amenaza son colocadas en posición horizontal, para protegerlas de un posible ataque.

 

La cola del gato no solo le permite disfrutar de un excelente equilibrio, también puede emitir variados mensajes: si su cola está totalmente hacia arriba y con los pelos erectos, indica temor o excitación; en cambio estará haciendo un saludo, si está recta y levantada.

 

Las posturas que puede adoptar un gato en cada circunstancia son variadísimas. Intenta minimizar su tamaño, cuando quiere evitar problemas o antes de huir del lugar de un conflicto; para ello se agacha, plegando sus bigotes y orejas. Por el contrario intentará parecer más grande, arqueando el lomo y erizando el pelo, cuando quiere intimidar o hacer frente a un oponente.

 

Los gatos suelen comunicarse mediante los sonidos más con los humanos que con sus congéneres. Cuando emiten sonidos entre ellos, suele ser en épocas reproductivas, o bien, cuando interaccionan de forma negativa. El lenguaje sonoro del gato hacia el hombre, es debido al mantenimiento de una conducta infantil; cuando un cachorro tiene hambre, miedo o necesita cualquier cosa, llama a su madre mediante un maullido... cuando el gato quiere algo de su amigo humano, también le reclama de igual forma.

 

La última forma de comunicación de los felinos, es mediante el olor de sus feromonas, sustancias vehiculadas por la orina y por diferentes secreciones glandulares. Estos mensajes olorosos, proporcionan al gato que los percibe un gran numero de datos, entre ellos, el sexo y la fase sexual en la que se encuentra quien los emitió, o el momento en el que el animal dejó la señal. Por ello principalmente actúan, sobre el comportamiento sexual y sobre el control del territorio.

web colegio

Ir a la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

buscador de centros

Acceda al Buscador de Centros Veterinarios desde la web del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia desde aquí

 

reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.