Los hijos de los veterinarios protagonizan una suelta de aves rapaces rehabilitadas

sueltawebDoce del mediodía en la explanada del cruce de la CV-331 con la CV-328, en Serra. Los viandantes citados por el Colegio de Valencia (ICOVV) se entremezclan con los ciclistas. Unos metros más allá la furgoneta de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, del Centro de Recuperación ‘La Granja’ de El Saler, está aparcada. Catorce cajas de cartón aguardan. En su interior, una espectacular águila culebrera, un no menos llamativo búho real, un precioso cárabo, ocho cernícalos y tres mochuelos. Tras recuperar su musculatura y mejorar su estado físico gracias a la labor del citado centro, los animales esperaban su momento para ser soltados en el bosque de Porta Coeli. Y los protagonistas de su liberación no serían, esta vez, políticos buscando la foto amable, ni veterinarios culminando el ciclo de su trabajo sino los hijos de éstos, niños que recordarán para siempre aquel día en el que desde sus brazos retomaron el vuelo aquellas preciosas aves para reconquistar su espacio natural.
 
   Con esta iniciativa, la Conselleria de Medio Ambiente y el ICOVV pretendían involucrar, desde el recuerdo de esta jornada vivida en familia, a los facultativos en este proceso de recuperación. Lamentablemente, como recordó Chema Gil, veterinario del Centro La Granja, “pese a que a los ciudadanos se les recomiende siempre consultar a los veterinarios, éstos no están en todas las ocasiones suficientemente informados sobre cómo actuar cuando alguien les lleva a su consulta un ave rapaz accidentada o les piden información sobre qué hacer con determinada especie invasora”. Y por ello, dirigiéndose a los numerosos padres, colegiados del ICOVV que esperaban con sus cámaras fotográficas el momento para inmortalizar la estampa  que en breves instantes se iba a dar, les espetó: “Sabéis que debéis intentar primero identificar al animal y después llamarnos porque en el 90% de los casos la recogida se hace en el mismo día de la solicitud”.
         
Jornadas
sueltaweb2Chema (en la foto) y Cristóbal Torres, otro de los veterinarios de 'La Granja', recordaron entonces el contenido de aquellas jornadas realizadas en verano de 2014 en las instalaciones colegiales para ilustrar a los colegiados sobre todo ello y muy específicamente sobre las novedades en materia de regulación de los animales catalogados como invasores. Efectivamente, en tales circunstancias, el facultativo deberá primero tratar de identificar la especie, en caso de no haber sido hallado abandonada y de estar en posesión del cliente, deberá advertirle que debe estar registrado e identificado (con microchip o con las marcas estipuladas para cada tipo). Si se tratarse de un mamífero que el cliente quisiera conservar pese a no tener regularizada su situación, además de cumplir con todo lo anterior, el veterinario tendría que informarle de que tiene la obligación de esterilizarlo.
 
  Si se encontrase en su clínica con un ave rapaz, el facultativo deberá comprobar: Documento que acredite su procedencia de cría en cautividad, los papeles CITES, ratificará (si es que ha nacido en cautividad) que tiene la anilla cerrada, su microchip y registro (si es una especia autóctona o híbrido de ella). Y si requiriese de ser recuperada o hubiera alguna ilegalidad o incluso envenenamiento, llamar al 112 al Seprona y/o a La Granja al 961 610 847.

IMAGEN ORGULLOSOS - pequeo

logoSpot.pequeo

Revistas CVCV y Boletín ICOVV

Vea nuestras últimas publicaciones de forma interactiva desde aquí.

CALENDARIO
loader
reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

pedidos

Haga su pedido desde aquí

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.