Covetcas explica su modelo para contratar veterinarios para los bous al carrer en Castellón

covetcasbous-castellnwebPese a la última modificación del reglamento, desafortunadamente, la regulación en materia de bous al carrer no ha cambiado en lo que respecta al papel de los veterinarios en estos festejos. Sin embargo, tal cosa no significa que en algunos lugares no se recurra a la contratación del veterinario para supervisar cuestiones vinculadas con la seguridad alimentaria y/o la sanidad animal. Es el caso de ciertas localidades de la provincia de Castellón vinculadas a las Ocapas de Villarreal y Vall d’Uixó donde sí es bastante habitual que se recurra a los servicios de alguno de los facultativos de esta provincia. 
   
Conscientes de tal situación y del interés despertado por tal modo de proceder entre algunos facultativos de Valencia, el pasado 15 de mayo, José Vicente Ibáñez, vocal del Colegio de Castellón (Covetcas) y veterinario de inspección pecuaria en la Ocapa de Vila-real acudió invitado por el colegio de la capital del Turia (ICOVV) a explicar el procedimiento que allí se sigue.
   
 “Castellón es la provincia de España donde más bous se celebran y La Vall d’Uixó es el primer municipio en este ránking” , comenzó por aclarar Ibáñez. Además, este término dispone -de forma singular en toda la Comunitat y en el mismo casco urbano- de una sala para el faenado del animal habilitada por la Consellería de Sanitat para el sacrificio de toros cerriles. Así se entiende el convenio de colaboración que este consistorio y los peñistas locales mantiene desde hace años con Covetcas, no sólo para que un veterinario supervise el sacrificio y el despiece sino para que el mismo profesional también se encargue de asegurarse del cumplimiento de las obligaciones en cuanto a la trazabilidad, el seguimiento de los animales y la correcta expedición de las guías de transporte. 
   
 Del mismo modo, aunque fundamentalmente para lo segundo, esto es para las cuestiones vinculadas con la sanidad de los animales requeridas por la Consellería de Agricultura, es también habitual que recurran a contratar veterinarios muchos ayuntamientos atendidos por la Ocapa de Villarreal. 
     El modo de actuar en este segundo grupo es el siguiente: el ayuntamiento solicita la habilitación de un veterinario responsable del control de entradas y salidas de animales del número REGA (Registro de Explotaciones Ganaderas) cuyo titular es el ayuntamiento. En ocasiones, esta suerte de ‘habilitación’ es anual, para todos los festejos de ése año. La Ocapa tramita a los Servicios Centrales de la Consellería de Agricultura la petición del consistorio. Los honorarios se pactan entre el ayuntamiento y el veterinario, y éste debe de firmar una declaración jurada sobre que velará por el cumplimiento de la legalidad.
 
 Covetcas -para el caso conveniado de la Vall D’Uixó- tiene un listado de habilitados y unos criterios objetivos, en función de la experiencia acumulada por cada cual, para establecer el reparto del trabajo para los veterinarios que hayan solicitado participar en estas acciones. Otra particularidad diferenciadora de estos municipios es que en ellos el titular del número REGA es el ayuntamiento y no las peñas que exhiben el toro.
 
- Ver Presentación sobre el modelo de contratación en Castellón