El nuevo Código Penal castigará el maltrato, el abandono, la zoofilia y las peleas de gallos y perros

peleasdegalloswebEl PP sacó adelante en solitario el pasado día 21 de enero la reforma del Código Penal, cuya tramitación ahora pasará al Senado.El proyecto de Ley, según las enmiendas transaccionales pactadas con ERC, castiga por primera vez “la explotación sexual” contra los animales (zoofilia) con una pena de tres meses a un año de prisión, así como el maltrato animal en espectáculos no autorizados legalmente, como las peleas de gallos y perros con cárcel, entre seis meses y dos años. Junto  ello, el abandono o maltrato de animales, y no sólo a los domésticos o amansados, podrá conllevar también la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

 

En relación a la zoofilia, se castigará a quien “maltrate injustificadamente cualquier animal que no viva en estado salvaje, causándole lesiones que menoscaben gravamente su salud o sometiéndole a explotación sexual” con penas de prisión de tres meses a un año.  Asimismo, se castigará a “las personas que organicen combates de perros o gallos con la pena de prisión de seis meses a dos años e inhabilitación especial de 10 a 20 años para ser propietario, poseedor o tener a su cuidado a cualquier animal”. El diputado Joan Tardá (ERC) ha destacado los acuerdos con los populares, puesto que “España no puede ser más un paraíso para los maltratadores de animales o quien practique la zoofilia”. Con todo, ha lamentado que los avances en materia de protección a los animales se han quedado “cortos”.
 
En el texto que el Gobierno remitió el Congreso ya se preveía que el abandono de animales, en condiciones en que pueda peligrar su vida e integridad, se castigue con una pena de multa económica de uno a seis meses. Ahora se añade a ese artículo 337 del proyecto de ley que tanto en el caso del maltrato, como en el del abandono del animal, “el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de 3 meses a un año para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia” de los mismos.
 
Ampliar la protección
En el texto planteado por el Gobierno ya se amplía la categoría de animales objeto de protección, incluyendo a todos los que no vivan en estado salvaje, y ya no sólo se concibe para los domésticos o amansados, como contempla el Código Penal vigente. Con el cambio pactado, la inhabilitación no sólo implicará la prohibición de tener otra mascota, sino todo tipo de animal.
   
Además, el Gobierno aboga por agravar las penas si se hubiera utilizado para el maltrato algún medio de ensañamiento, armas, o hubieran causado al animal la pérdida o inutilidad de algún sentido, órgano o miembro principal, así como si los hechos se hubieran producido en presencia de un menor.