Piedad Romero abrió brecha en una profesión hoy copada en un 58% por mujeres

homenajepiedadromerowebLa Asociación Valenciana de Historia de la Veterinaria (AVHV) del Colegio de Valencia (ICOVV) pretendía rendir tributo a Piedad Romero, la primera colegiada del que es el colegio decano de España. Aspiraba a hacerlo con el rigor que requería esta figura clave en la veterinaria y la emotividad propia de alguien que, más allá de entre sus allegados, dejó huella imborrable en la profesión pero que falleció recientemente, en agosto. Con estos mimbres, el pasado 12 de diciembre se congregaron en la sede colegial familiares, amigos y compañeros de Piedad.  Entre los invitados figuraban también dos de los miembros más destacados de la AVHV, Juan Contreras y Fernando Aganzo, quienes se sumaron al homenaje al tiempo que presentaban en primera persona sendas compilaciones en DVD sobre su legado  científico. Inmaculada Ibor, miembro de la junta de gobierno actual, aportó la racionalidad analítica que se requería y presentó un estudio sobre el papel de la  mujer en el ICOVV, hoy dominado en un 58% por las colegiadas.
 
     El acto fue conducido por el presidente de la propia asociación y presidente también durante varios lustros de la corporación veterinaria, Rosendo Sanz, quien también dio testimonio personal de su relación con Romero: “Era buena amiga, una gran científica, una pionera de una profesión que hoy ya es de mujeres y cuyo futuro lo marcará también las mujeres”.  
   
mesawebEmilio Ferrús, vicepresidente de la AVHV, tomó entonces la palabra para recordarla apelando a multitud de vivencias profesionales compartidas. Su  hermano, Luciano Romero Fabre, con un nudo en la garganta, supo sobreponerse a sus sentimientos y quiso compartir con los asistentes un perfil más cercano: “Era íntegra, tozuda pero con un corazón que se le salía del cuerpo. Pionera, trabajadora y muy responsable pero con un carácter también muy fuerte. Fue soltera toda la vida porque era de ésas que no se casaba con nadie”.
   
    Completó la terna de intervenciones  en el plano más íntimo un testigo de excepción, Elidia López Pallarés, la segunda colegiada más antigua del ICOVV.
 
En la foto superior (de izda a derecha), Jaume Jordá -autor del compendio de Terrádez y Contreras y miembro de la AVHV-. Rosendo Sanz, presidente de la AVHV, Luciano Romero, hermano de Piedad, Emilio Ferrús, vicepresidente de la AVHV e Inmaculada Ibor, miembro de la Junta del ICOVV y quien abordó la ponencia sobre la 'Evolución de las mujeres en el Colegio de Valencia'
 
Historia y estadística
graficomujeres-hombres-icovvComo se avanzaba, Inmaculada Ibor, fue la encargada de poner en contexto la aportación a la profesión de esta veterinaria. La vocal del órgano de gobierno del ICOVV realizó un repaso histórico a la incorporación de la mujer al mercado laboral remontándose incluso al s. XIX, a cuando el Código Civil de 1889 establecía que sólo los hombres podían desempeñar funciones públicas. La Constitución de 1978 estableció el principio de igualdad entre sexos pero la incorporación total de la mujer no se dio hasta 1988, momento en el que dejó de estar vetado su acceso al ejército y al trabajo en el interior de las minas. Como destacó Ibor, “las mujeres en España no tuvieron pleno acceso al mundo laboral hasta hace 26 años. Hasta ése momento e incluso después los condicionamientos sociales retrasaron también su acceso a la Veterinaria, puesto que parecía que las especialidades de Pedagogía, Enfermería o Farmacia eran más aptas para ellas”. 
 
La primera mujer veterinaria en España, María Cerrato Rodriguez, se licenció en Córdoba en 1925. En el caso valenciano, tras más de 60 años de existencia del ICOVV, Romero hizo lo propio en 1958. Piedad abrió brecha en un mundo que siguió monopolizado por los hombres muchas décadas después: en 1977, de hecho, nuestra protagonista seguía siendo junto a Elidia López, la excepción entre los colegiados de la provincia de Valencia. Y según los estudios citados por Ibor pero realizados por Antonio Ruiz y Miguel Artola, hasta treinta años después (1997) no se alcanzó un porcentaje de féminas próximo al tercio de la profesión, del 27% (142). 
 
Isabel LopezwebActualmente, con 789 mujeres sobre un total de 1.358 colegiados, las veterinarias son el presente de la profesión y lo serán si cabe más porque acaparan el 70,1% de las matriculaciones en titulaciones de Ciencias de la Salud.
 
En la foto, Elidia López, la segunda mujer colegiada del ICOVV tras Piedad Romero y amiga de ésta, quien también partició del acto
 
Jordá
Jaume Jordá, miembro de la AVHV, se encargó de valorizar su dos últimos trabajos: un compendio sobre la obra de Fernando Aganzo, destacado historiador de la veterinaria y con grandes aportaciones en materia de salud pública y zoonosis y una segunda selección de Juan Contreras, quien brilló por su labor de investigador pecuaria.
 
-Ver video grabado del acto (pinchar aquí)