La Citma comunica a los titulares de cotos de caza que deben tener planes de vigilancia sanitarios sucritos por veterinarios

cotowebLa Consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente (Citma) ha comenzado a comunicar formalmente a los titulares de cotos de caza vallados de la Comunitat Valenciana que, en virtud de la Ley 13/2004 de Caza, están obligados a disponer de un programa preventivo y de vigilancia sanitaria suscrito por un veterinario, que también será el responsable de hacer su seguimiento. Se satisface así, aunque sea parcialmente, una de las reivindicaciones históricas del Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV): que las competencias exclusivas en materia de sanidad animal en caza o en pesca fluvial recaigan sobre los veterinarios.
 
     La decisión ha sido adoptada por la directora general de Medio Natural, Salomé Pradas, pero comenzó a gestarse a raíz de los contactos mantenidos ya en 2013 con su predecesor, el hoy secretario autonómico de Agricultura, Alfredo González Prieto. La medida, con todo, responde a la interpretación que en su literalidad debería hacerse del artículo 38, punto 3, que dice: “Los titulares de espacios cinegéticos cercados o explotaciones cinegéticas, a fin de garantizar las condiciones de salubridad e higiene adecuadas de los animales que se encuentren dentro de un cerramiento o los destinados a la comercialización, están obligados al seguimiento de un programa preventivo y de vigilancia sanitaria prescrito por facultativos competentes”.
 
     El departamento de Isabel Bonig se alinea pues con el CVCV en el sentido de  reconocer que tal “facultativo competente” -como remarca, por otra parte, el ordenamiento jurídico- es el profesional veterinario. Donde permanece la discrepancia o la ambigüedad, sin embargo, es en la aspiración colegial de hacer extensible tal obligación -la de disponer de un programa preventivo de vigilancia sanitaria- a los espacios cinegéticos no vallados.
     
Planes cinegéticos 
Junto a ello, el CVCV venía trabajando también con esta conselleria para que reconociera a los veterinarios con un título de postagrado o máster oficial especializado en la materia como ‘facultativos competentes’ para la redacción de los llamados ‘planes de ordenación cinegética’ que también consagra la referida Ley de Caza. Pues bien, en declaraciones a este boletín, la directora general Salomé Pradas informó que ha dado las órdenes para satisfacer esta pretensión y poder situar a los veterinarios con este tipo de formación añadida al mismo nivel que un biólogo o un ingeniero de montes. 
 
Valorizar la carne de caza
De otro lado,  el departamento de Medio Ambiente trabaja sobre la iniciativa de poner en valor la carne de caza para lo cual, según advirtió Pradas, “es imprescindible la colaboración de los profesionales veterinarios en el control de las piezas de caza en las monterías y batidas de cara a facilitar la comercialización de la carne de caza y por ello ya hemos iniciado reuniones con la Conselleria de Sanitat”.
 
      Tal pretensión, sin embargo, contrasta con la actitud  contraria mantenida a este respecto por la citada Conselleria de Sanitat. Efectivamente, en el borrador de la nueva orden que este departamento prepara para regular el control sanitario de las piezas de montería, en lugar de responsabilizar de tal labor de inspección al veterinario, se potencia la novedosa figura del ‘cazador formado’. Como ya se informó en el anterior boletín, el CVCV ya ha exhibido su “radical oposición” a ése enfoque, entre otras cosas, porque la mencionada figura no está reglada y no se dispone de plan formativo para que el cazador pueda adquirir tal condición. De hecho, otras regiones con mayor tradición cinegética que ya han aprobado órdenes similares -como Andalucía, Castilla-La Mancha o Extremadura- han optado por reconocer en este terreno al veterinario como el facultativo
competente.
 
       En última instancia y también con la meta de valorizar la carne de caza y formar en enfermedades de la fauna salvaje y cinegética, el Servicio de Caza y Pesca  de la Citma trabaja en preparar un curso para los colegiados.