Las clínicas abren durante el confinamiento pero los ingresos de los centros caen

Categoría: noticias
Publicado el Lunes, 27 Abril 2020 11:13
Escrito por Super User
Visitas: 310
graficoaperturaTras generarse algunas dudas, el propio Gobierno confirmó en un segundo decreto, días después del de la declaración del Estado de Alerta, que los servicios veterinarios sí eran una actividad ‘esencial’. Antes de que ocurriera tal cosa, el Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV), en un comunicado el día 15 de marzo, ya avanzó que, efectivamente, estos centros sanitarios abrirían. Y así ha sido, ahora bien, viendo cómo los ingresos caían en muchos casos y en otros tantos, incluso, se planteaban presentar ERTE’s “por bajada de la productividad”.
 
    Una encuesta realizada por el Colegio de Valencia (ICOVV), que respondieron alrededor del 25% de las clínicas de la provincia, que comenzó a realizarse a partir del día 16 y cuyos últimos resultados se obtuvieron a finales del mes de marzo, así lo acredita. Como refleja el gráfico, entre los que mantuvieron su horario habitual (55,6%), lo restringieron (43,6%) o se limitaron a atender urgencias (12%), sólo un 3% de los que respondieron reconocieron que habían optado por cerrar. Fuentes de Icoval y de COVCS hacían suyos -con algún matiz- los datos de este sondeo en sus respectivas provincias. 
 
Evolución en dos semanas
Del día 14 -un día después de declararse la alerta- al 18 de marzo, la firma CM Research lanzó una primera encuesta sobre los efectos de la pandemia en las clínicas veterinarias de España, Reino Unido, Francia e Italia. Posteriormente, del 27 de marzo al 2 de abril, se volvió a realizar la consulta en una segunda oleada. El resultado en España confirma lo antes avanzado: un 94% de las clínicas aseguró que había reducido el número de clientes respecto a la anterior semana y un 90% advirtió lo mismo sobre los ingresos.
 
    Según una encuesta on line a 50 empresas de todo el país realizada ya durante el mes de abril,  hasta el 38% de clínicas podría haber solicitado ya un ERTE por caída de la productividad.
   
Rebaja de cuotas
“El estado de alarma está afectando a los veterinarios, tanto laboral como económicamente”, explicaba la presidenta del ICOVV, Inmaculada Ibor, en una carta firmada el 2 de abril y dirigida a su homólogo en el Consejo  de Colegios Veterinarios de España (CGCVE), Luis Alberto Calvo. Y las dificultades -recordaba Ibor- están golpeando  “especialmente al sector clínico, ya bastante afectado desde la anterior crisis en parte por el aumento del IVA, que no hemos visto aún reducido”. 
 
  Por tal motivo, la responsable del ICOVV reclamaba al CGCVE que siguiera los pasos dados por esta entidad (y por Icoval y COVCS) y “apruebe medidas de condonación, suspensión o reducción de la cuota del Consejo a los colegiados, por un periodo mínimo de un trimestre”. 
 
En esta misma línea, Inmaculada Ibor reclamaba al CGCVE que impulsase la aprobación de “más medidas financieras y sociales para los centros, puesto que al ser servicios esenciales no pueden acogerse a los ERTEs de fuerza mayor (no esperar más para la reducción del IVA, poder acogerse a fuerza mayor si se justifica la reducción de ingresos, excepciones de pagos...)”. Ibor reclamaba, además, medidas tanto en beneficio de los empleados, como acuerdos con los bancos en favor de los empresarios y autónomos.  
 
  En su respuesta del pasado 8 de abril, Calvo informaba a Ibor que la Junta Permanente ya aprobó el 20 de marzo “estudiar las medidas económicas sostenibles que puedan tomarse desde el Consejo”. Pero, acto seguido, el presidente del CGCVE aplazaba el poder tomar tal decisión  al momento en el que “podamos hacer una valoración de la repercusión económica” de la crisis. 
 
- Ver diarioveterinario.com / 23-3-2020
- Ver animalshealth.es /21-4-2020