Ibor reflexiona en el I Congreso Nacional sobre el carácter sanitario y aborda los avances en la carrera profesional

Categoría: noticias
Publicado el Miércoles, 22 Mayo 2019 11:55
Escrito por Super User
Visitas: 170

IBORCONGRESOLa presidenta del Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV), Inmaculada Ibor, participó el 11 de mayo en una mesa redonda sobre ‘El carácter sanitario de la profesión veterinaria. La carrera profesional’ organizada con motivo del I Congreso Nacional. Ibor pronunció una ponencia introductoria sobre la situación de este colectivo en la Administración valenciana pero también lo hizo desde una perspectiva más amplia buscando “un reconocimiento real y efectivo” de la condición sanitaria, tanto en el ámbito público como en el ejercicio privado”. Para alcanzar tal cosa abogó por implantar un cuerpo único que “integre a todos los profesionales que desarrollan el control sanitario oficial en Salud Pública dentro de un Sistema Sanitario Público”. Junto a ello, reclamó que se desarrolle la especialidad de veterinaria de Salud Pública dentro de la formación en Ciencias de la Salud.


   Tales metas, con algunos matices, fueron compartidas por los compañeros que participaron en el debate. Juan Antonio Rol Díaz, secretario  del Sindicato Independiente de Veterinarios de Extremadura (SIVEX) -en línea con lo manifestado por Ibor- destacó “la falta de coherencia” entre la Ley General de Sanidad y la realidad del sistema sanitario en lo que respecta a la Veterinaria de Salud Pública. Por su parte, Manuel Martínez Domínguez, secretario general de la Unión Sindical de Castilla y León, se centró en estos aspectos y en el desarrollo de la carrera profesional en ésa región. Desde una perspectiva más amplia, Juan Julián García, consejero de la D.G. de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, abordó cómo está estructurado este colectivo en la Administración central.

 

Percepción social
Ibor repasó los orígenes de una profesión siempre ligada al concepto de salud pública: desde el lema veterinario Hygia pecoris, salus populi hasta llegar más recientemente al concepto One health y ahora al food integrity, que incluye aspectos como la calidad, la autenticidad o producción ecológica.


   Pese a ello, “¿cuando el propietario de un perro va a una clínica piensa que también velamos por su salud?” se cuestionó y se replicó: “Creo que no”.

 

Lo oficial y lo real
La también presidenta del ICOVV detalló los aspectos que entran en contradicción con el reconocimiento legal que se tiene como profesión sanitaria: condiciones laborales desiguales (guardias localizadas, retribución de nocturnidad, festividad y turnicidad, etc), carencia de una especialidad veterinaria en Salud Pública enmarcada en el Sistema Nacional de Salud, centros veterinarios no reconocidos como sanitarios, o la no aplicación del IVA reducido a los servicios veterinarios.


  La carrera profesional ha sido durante mucho tiempo en la Comunitat -remarcó Ibor- otro factor discriminatorio. De ahí que analizase la evolución regulatoria impulsada en los servicios veterinarios oficiales (de Agricultura y de Sanitat) hasta llegar al día de hoy en el que se trabaja en la tramitación  de nuevos decretos en Sanidad en los que se incluye a los interinos aunque “en condiciones algo más restrictivas que para el resto de interinos de función pública”, por lo que el CVCV ha alegado en su contra.