El ICOVV exhibe al veterinario en la I Feria de la Salud

feriasaludweb

La entidad colegial mantuvo un stand y organizó tres charlas. El secretario de la corporación, Miguel Artola, expuso el Plan de Seguridad Alimentaria

 

Fueron seis intensas jornadas en las que la sanidad, en el más amplio sentido del término, estuvo presente en las calles de Alfafar. La I Feria de la Salud, celebrada entre el 9 y el 14 de abril fue un evento multidisciplinar en el que se reunió medicina tradicional, medicinas alternativas, salud pública, seguridad alimentaria y especialidades que recogen aplicaciones de salud animal en benefi

cio de la salud humana. La Junta de Gobierno del ICOVV juzgó por todo ello que el certamen era el escaparate perfecto para promocionar la profesión veterinaria y para publicitar ante el público los servicios de la entidad colegial con un stand propio.

Con la colaboración de la Consellería de Sanitat y de la Diputación de Valencia, amén de la organización del propio consistorio de la localidad de L’Horta Sud, estuvieron representadas más de 40 entidades y organizaciones cívicas, entre participantes, colaboradores y patrocinadores que tuvieron su oportunidad para informar sobre sus actividades en alguno de los 28 stands montados al efecto o para hacerse escuchar en alguna de las múltiples charlas y talleres didácticos celebrados en la carpa central o en los cuatro locales auxiliares municipales habilitados al efecto.

 

La feria resultó ser todo un evento dirigido a la ciudadanía, que arrancó con un ‘Maratón solidario de recogida de alimentos’ y que contó con instalaciones abiertas a la participación, como el hinchable que reproducía un colon didáctico y visitable para la prevención del cáncer colon-rectal. La feria, en definitiva, reunía todas las condiciones para participar activamente y aprovechar la oportunidad para exhibir a la sociedad el papel del veterinario como profesional en una triple vertiente: el de garante de la seguridad alimentaria, como agente medioambiental (ver pág 10) y cómo no, la más y mejor conocida, como facultativo especializado en la sanidad y bienestar de nuestras mascotas.

 

Autocontrol y control oficial

Artola defendió en todo momento que “los avances que las empresas alimentarias puedan ofrecer en certificación o gracias a la implantación de procesos de autocontrol (APPCC), que siempre añadirán mayores garantías, nunca deberían ser incompatibles con los controles oficiales que la Administración considere necesarios para garantizar un nivel elevado de protección de la salud de las personas y de los intereses de los consumidores en relación con los alimentos”.

 

 

Global e integrado

Las decenas de personas que acudieron  al Salón de Plenos del Ayuntamiento  de Alfafar, donde se pronunció la ponencia, pudieron conocer cómo se estructura el sistema de fiscalización e intervención alimentaria que en la Comunidad sustenta el popularizado principio de mantener la seguridad alimentaria ‘de la granja a la mesa’.“Se trata de un planteamiento de seguridad alimentaria global e integrado que implica el control de toda la cadena alimentaria, de todos los sectores, partiendo de un análisis de riesgos para así optimizar la gestión de los recursos de inspección, que establece las bases para una mejor coordinación y que pretende implementar con carácter -eso sí- complementario al control oficial, los sistemas de autocontrol a la vez que fomentar la educación y formación de los consumidores en esta materia”, resumió Artola en su charla.

 

 Tras definir el concepto clave de trazabilidad como el sistema de “rastreabilidad de los alimentos destinados a consumo animal y humano”, Artola pasó a desglosar cómo se articula el mencionado plan.

 

 

Denominador común

Y en su exposición destacó un denominador común: el papel esencial que el veterinario ejerce en todas y cada una de las etapas del proceso: desde el análisis y gestión de los riesgos, pasando por el registro y autorización de industrias alimentarias o incluso en los trabajos de laboratorios, en las pruebas microbiológicas y fisicoquímicas que se realizan. E incluso, más al detalle, Artola puso en relieve la labor del veterinario de ejercicio libre en granjas o en ADS que es “si cabe más determinante en el control de la producción primaria, a la hora de velar por la sanidad animal, la seguridad alimentaria y el medio ambiente, por ejemplo, en labores como el control de la retirada y eliminación de estiércoles, purines, cadáveres de animales, residuos de medicamentos, material fungible sanitario...”.

 

Vitoria (ICOVV) desmonta falsos mitos y divulga los ‘secretos’ para mejorar los cuidados a las mascotas'