Los veterinarios de Valencia acuden a su cita con San Antón

sabtonaEl Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV) acudió el pasado 17 de enero a su cita con las celebraciones del patrón de los animales, San Antón. Fue Gerardo Rojo (en la foto inferior a la de apertura), tradicional representante de la corporación colegial, quien se encargó de entregar el premio que cada año concede esta entidad, en esta ocasión, al carro huertano de Meliana. La celebración en día laborable (miércoles) no deslució el acto de bendición de animales, ni el desfile posterior, que contó con una presencia masiva de devotos y ciudadanos con sus mascotas entre los brazos en su recorrido por la calle Sagunt.

 

El programa de fiestas organizado por la Hermandad de San Antonio Abad de Valencia arrancó la noche previa, la del día 16, a las 21:00 horas, cuando se prendió la tradicional “Foguera de Sant Antoni” al final de la Calle Maximiliano Thous, Junto al Colegio Público Max Aub. Tras la misa en la Iglesia de los Salesianos, ya el miércoles y a las 11 horas, la referida calle se inundó de ciudadanos anínimos deseosos de que su mascota fuera bendecida. Fueron miles y Sanatonbtodos ellos recibieron el agua bendita a cargo de los dos párrocos apostados sobre la calzada.

 

La fiesta contó con la presencia de hasta cuatro concejales del equipo de gobierno municipal (de Fiestas, Pere Fuset; de Bienestar Animal, Gloria Tello; de Hacienda, Ramón Vilar, y de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzatto), así como dos ediles de Ciudadanos (Fernando Giner y Amparo Picó), la fallera mayor, Rocío Gil, y su homóloga infantil, Daniela Gómez.

 

Desfile

Tras el grito proclamado por la multitud de "Visca Sant Antoni" se soltaron palomas como símbolo del respeto a los animales y se inició la bendición masiva de los mismos por parte de Santiago Muñoz, el nuevo párroco.Tres cuartos de hora después de una interminable procesión de loros, gatos, perros, peces, conejos, tortugas, cobayas, hámsters y periquitos comenzó el desfile. Fue el escuadrón de presentación de la Guardia Municipal montando a caballo con el uniforme de gala, que data de principios del siglo pasado, el que sabantonctuvo el honor de arrancar esta segunda y vistosa parte del ceremonial.

 

A continuación, mientras sonaba el himno de València, las falleras mayores, subidas en una réplica de una carroza inglesa de 'Rafa Panderola', presidieron el acto (ver foto inferior junto al concejal de fiestas, Pere Fusset). El presidente de la Hermandad de San Antonio, Miquel Albors, les hizo entrega de un cuadro de Rafael Mochón en señal de agradecimiento. Con la intención de "adaptarse a los tiempos" y demostrar el principio de "igualdad" que rige la fiesta, la hermandad decidió hacer público el ingreso como 'antoniana' de la primera mujer, Lara Martínez Albors.

 

Cuerpos policiales

Después desfiló la unidad de caballería del Cuerpo Nacional de Policía y el escuadrón de caballería de la Guardia Civil procedente de Valdemoro (Madrid), también ataviado con el uniforme de gala.

 

Tras los 'tabalers' y 'dolçainers', aparecieron los guías caninos del Cuerpo Nacional de Policía. El presentador del acto, aprovechaba entonces el sanantondmomento para reconocer por megafonía la labor de Zeus, un pastor belga y el más veterano de todos, especializado en la lucha contra el narcotráfico.

 

Los carros de labranza para mostrar cómo era la vida agraria española en general y la valenciana en particular fueron los siguientes en lucirse para obtener la bendición parroquial. Amazonas y jinetes fueron quienes pusieron el espectacular broche final al homenaje a 'San Antoni el porquet'.

 

Orígenes

La festividad se remonta al siglo XIV, en concreto a 1333 cuando la Orden Hospitalaria de los antonianos se instala en Valencia. En las afueras de la ciudad levantan una ermita y un hospital en el que pudieran descansar los caminantes que llegaban de Cataluña y de Aragón y que entraban a la ciudad por la puerta de Serranos.

Con los años los antonianos abrieron un pozo y plantaron un olivo para hacer más agradable el descanso a los peregrinos, mendigos y también a los labradores de la zona que, con el tiempo, dijeron que el agua era milagrosa, lo que se transmitió de generación en generación. Y, sin saber cuándo fue el inicio, se convirtió en costumbre que el 17 de enero la gente sanantoneacudiera al santuario con los animales para dar una vuelta al olivo, arrancar una ramita y colocársela al animal como adorno para protegerlo, descansar y regresar a casa.

 

La Hermandad de San Antonio se fundó en 1953 con el objetivo de mantener una tradición muy arraigada en el barrio de Sant Antoni. Así, como recuerdo del pozo, que estaba ubicado junto a la entrada de la parroquia, figura hoy un mosaico de azulejos obsequio de esta entidad.

 

IMAGEN ORGULLOSOS - pequeo

logoSpot.pequeo

Revistas CVCV y Boletín ICOVV

Vea nuestras últimas publicaciones de forma interactiva desde aquí.

CALENDARIO
loader
reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

pedidos

Haga su pedido desde aquí

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.