Ainia y el ICOVV colaboran en otra jornada gratuita sobre riesgos microbiológicos para el 20 de septiembre

fotoainiaEl virus de la Hepatitis E (VHE) que se transmite a través de los alimentos, especialmente cárnicos, ha desencadenado más de 21.000 casos clínicos agudos en la UE, según la EFSA. Ante este virus y otros riesgos emergentes, el desafío de la industria alimentaria es desarrollar mecanismos de control eficientes que permitan reducir los plazos de espera en los análisis y, en última instancia, que eviten problemas de salud a los consumidores y reduzcan las pérdidas económicas asociadas. Conscientes de estas circunstancias, Ainia con la colboración del Colegio de Valencia (ICOVV) han organizado para el 20 de septiembre una jornada en la que se abordarán los distintos tipos de riesgos tanto químicos como microbiológicos que pueden aparecer en los productos alimentarios.
 
  Actualmente, en el ámbito de la seguridad alimentaria, la detección de virus como el citado u otros patógenos como Salmonella spp, Escherichia coli, Yersinia enterocolitica patogénica o Listeria monocytogenes y alérgenos como el gluten, la soja o el huevo son prioritarios para el sector. 
 
   Además, la reducción de los plazos para la obtención de resultados en los análisis es primordial para que las empresas puedan aplicar medidas correctoras. Con ello se evitan problemas de salud en los consumidores, y se reducen las pérdidas que ello puede suponer.    
 
   Ante esta situación, la industria alimentaria tiene el reto de buscar mecanismos de control eficientes para la detección, identificación, caracterización y rastreo de virus como el VHE en productos cárnicos y derivados, especialmente en carnes frescas de porcino. Actualmente, tal y como afirma EFSA, la única opción de control eficiente para evitar la infección del VHE es el tratamiento térmico, así como, el desarrollo de técnicas analíticas que permitan la detección temprana de este patógeno, evitando que alimentos contaminados se integren en la cadena. 
    
Tres métodos contra resistencias
Otro riesgo es la presencia de residuos de antibióticos en los productos cárnicos como resultado de los tratamientos antibióticos preventivos en animales de granja. Dichos tratamientos sólo están permitidos si son prescritos por un veterinario. Así lo dicta el proyecto de ley aprobado por el Parlamento Europeo el 10 de marzo del pasado año.
 
   Para reducir el riesgo de que aparezcan potenciales resistencias y controlar los residuos antibióticos veterinarios en alimentos de origen animal, existen tres tecnologías: Controles multiresiduo por métodos cromatográficos y espectrometría de masas; microencapsulación para la liberación controlada de antibióticos de uso veterinario y los bacteriófagos o derivados como sustitutivo parcial o total de los antibióticos.
 
 Como en junio del año pasado pero esta vez en las instalaciones del centro tecnológico, Ainia y el ICOVV vuelven a colaborar para organizar una jornada gratuita en esta materia. Así los expertos de esta entidad desgranarán los nuevos patógenos emergentes, las técnicas rápidas para detectarlos, los riesgos químicos, las estrategias biotecnológicas para la sustitución de antibióticos o el uso de biosensores para la detección in situ de riesgos. Al término de la jornada se visitarán las instalaciones de Ainia.
 
- Ver icovv.com/Formación

IMAGEN ORGULLOSOS - pequeo

logoSpot.pequeo

Revistas CVCV y Boletín ICOVV

Vea nuestras últimas publicaciones de forma interactiva desde aquí.

CALENDARIO
loader
reclamaciones

Acceder a Reclamaciones y Denuncias

pedidos

Haga su pedido desde aquí

contactoMAPA

Avda. del Cid, 62, 1º - 46018 Valencia
Tel: 34 96 399 03 30 - Fax: 34 96 350 00 07

Horario de verano (15Jun. - 15Sept.): de 8:00 a 15:00

Horario de invierno (16Sept. - 14Jun.): De lunes a jueves de 8:00 a 18:00 y Viernes de 8:00 a 15:00

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.